No hay comentarios

Consultoría inmobiliaria: departamento de oficinas

Uno de los servicios que ofrecemos desde el área de Oficinas de E&P es un completo apoyo de consultoría. Muchos de nuestros clientes son grandes compañías arrendatarias de varios inmuebles en varias localizaciones.

En ocasiones, tanto las empresas que tienen oficinas y las alquilan, como los propios inquilinos, se encuentran con el “inconveniente” de tener que dedicar recursos propios cuando llega el momento de la renovación de los contratos, las revisiones de renta, los cumplimientos contractuales…y es en ese momento cuando la labor de consultoría entra en juego.

Nuestro servicio es global: nos ocupamos de revisar todos los contratos, establecer posibles revisiones de rentas en algunas localizaciones donde las rentas de mercado han oscilado, solicitar nuevos periodos de renovación, ampliación o rescisión de los contratos de arrendamiento, etc., siempre bajo el apoyo de nuestro gabinete jurídico.

Con este servicio aportamos un valor añadido muy apreciado por nuestros clientes, ya que les facilitamos su día a día realizando un trabajo al que ellos no están acostumbrados y para el que no tienen tiempo, ni recursos.

Nuestro éxito en esta área de negocio se produjo durante la pandemia en 2020. Lamentablemente fue un año en el que muchos de nuestros clientes tuvieron que cerrar sus espacios de trabajo, por razones obvias, pero tuvieron que seguir abonando la renta de los inmuebles. Nuestro trabajo consistió en hablar con cada uno de los propietarios de esos espacios, analizar una a una cada situación y poder conseguir acuerdos entre las partes con bonificaciones de renta temporales, ampliaciones de contrato, nuevos obligados cumplimientos…

El objetivo en ese momento era minimizar el impacto que la pandemia provocó en muchos contratos de arrendamiento en vigor, y nuestro éxito fue conseguir en el 90% de los casos, acuerdos equilibrados que no perjudicaban a ninguna de las partes.

El trabajo realizado estos últimos cuatro años nos ha permitido desarrollar herramientas de gestión y seguimiento de los contratos de arrendamiento de nuestros clientes con gran eficacia y excelentes resultados.

No hay comentarios

Los Beneficios del Alquiler sobre la Compra de una Oficina: Flexibilidad y Eficiencia para tu Negocio

En el mundo empresarial actual, la decisión de alquilar o comprar una oficina es una de las primeras consideraciones que enfrentan los empresarios y los líderes empresariales. Mientras que la compra puede parecer una inversión sólida a largo plazo, el alquiler ofrece una serie de beneficios inmediatos que pueden impulsar el crecimiento y la eficiencia de tu negocio. En este artículo, exploraremos los beneficios del alquiler sobre la compra de una oficina y por qué esta opción puede ser la más adecuada para ti.

  1. Flexibilidad Financiera:

El alquiler de una oficina elimina la necesidad de realizar una gran inversión inicial. En lugar de destinar una gran cantidad de capital a la compra de una propiedad, puedes destinar esos recursos a otras áreas de tu negocio, como la contratación de personal clave, la expansión de operaciones o la inversión en tecnología.

  1. Adaptabilidad a las Necesidades Cambiantes:

El alquiler te brinda la flexibilidad de adaptar tu espacio de oficina a medida que las necesidades de tu negocio evolucionan. A medida que crezcas o cambies de dirección, puedes ajustar fácilmente el tamaño o la ubicación de tu oficina sin el compromiso a largo plazo asociado con la propiedad. Esta capacidad de adaptación te permite responder rápidamente a las oportunidades del mercado y optimizar la eficiencia operativa de tu negocio.

  1. Mantenimiento y Servicios Incluidos:

Al alquilar una oficina, no tienes que preocuparte por los costes y las responsabilidades asociadas con el mantenimiento del edificio. Los propietarios son generalmente responsables de las reparaciones, el mantenimiento de las instalaciones comunes y la gestión de servicios como la limpieza y el mantenimiento del inmueble. Esto te permite centrarte en tu negocio principal sin distracciones ni gastos inesperados relacionados con la propiedad.

  1. Ubicación Estratégica:

El alquiler te brinda la libertad de elegir una ubicación estratégica que se adapte mejor a las necesidades de tu negocio y a las preferencias de tus empleados y clientes. Puedes seleccionar una ubicación con fácil acceso a transporte público, cerca de áreas residenciales o en un centro empresarial consolidado, lo que puede mejorar la visibilidad de tu marca y facilitar el reclutamiento de talento.

  1. Opciones de Corto Plazo:

Si eres un empresario o una startup que aún está estableciendo su presencia en el mercado, el alquiler de una oficina puede ser especialmente atractivo debido a las opciones de contratos de corto plazo. Estos contratos te permiten probar una ubicación o un tipo de espacio antes de comprometerte a largo plazo, lo que te brinda la flexibilidad de ajustar tu estrategia según sea necesario.

En conclusión, mientras que la compra de una oficina puede ser adecuada para algunas empresas, el alquiler ofrece una serie de beneficios que pueden proporcionar una ventaja competitiva significativa. Desde la flexibilidad financiera hasta la adaptabilidad operativa, el alquiler de una oficina puede ser una opción inteligente que te permita enfocarte en el crecimiento y el éxito a corto y largo plazo de tu negocio. Considera cuidadosamente tus objetivos comerciales y las necesidades de tu equipo al tomar esta importante decisión.

No hay comentarios

¿Qué hacer para que los equipos regresen a la oficina?

Imagen de rorozoa en Freepik

La pandemia impulsó la aparición, aunque ya estaba en proceso, de las nuevas formas de trabajo. Ser conscientes que las nuevas tecnologías podían permitirnos trabajar desde cualquier lugar, hizo que no fuese demasiado “traumático” para las empresas el confinamiento y las limitaciones que trajo el Covid.

Pero ¿qué ha pasado después?

La paulatina “vuelta a la oficina” ha estado acompañada de sistemas de trabajo híbrido, en los cuales el porcentaje de teletrabajo y trabajo presencial, han ido ajustándose a la medida de las necesidades de las compañías.

Muchos sistemas distintos: trabajar tres días en la oficina y dos en casa, horarios flexibles, calendarios de asistencia a la oficina por departamentos, bonificación con disponibilidad de aparcamiento.

Muchos equipos de trabajo aceptaron estas nuevas tendencias, aunque una gran mayoría ha decidido trabajar desde casa. Lo prefieren, están más cómodos, se organizan mejor, no han dejado de ser productivos, han conseguido conciliar su vida personal y profesional…

Sin embargo, independientemente de que la empresa en cuestión compruebe que la productividad del empleado está al 100% (o incluso haya aumentado), surge otra cuestión importante: tengo una sede, oficinas implantadas, mesas, sillas…vacías.

Todo eso son m2 que para las compañías suponen un coste importante, y entra en juego el “qué hago para que vuelvan”, “qué hago para que prefieran trabajar en la oficina que en su casa”.

Muchos profesionales durante estos años han hablado de este tema, dirigiendo esa necesidad de que los equipos vuelvan a la sede, en la adecuación de los espacios de trabajo, nuevas implantaciones más atractivas, diseño más “cool”, etc. Si la oficina es más bonita y agradable, quizá la gente tenga más ganas de volver.

Otro detalle ha sido las amenities en el inmueble: clases de yoga, espacios colaborativos de trabajo, office con detalles como fruta fresca todos los días, barbacoas los viernes, la fiesta del “empleado del mes” …

En algunos, muchos casos, ha funcionado y los equipos de trabajo han valorado estas cosas y han vuelto a ocupar sus puestos de trabajo.

Otras compañías han valorado más la cuestión social. Es decir, los equipos de trabajo que no van a la oficina pierden sentimiento de empresa. Si, son conscientes de que forman parte de una estructura empresarial, con compañeros de trabajo, jefes, secretarias, CEO…pero no los ven, no los viven, salvo en las video reuniones habituales.

Se pierde la sensación de “equipo”, no dejamos de ser “animales sociales” y esto en una estructura empresarial, es un problema.

¿Y cuál es la solución?

Pues un mix de todo esto; facilitar la flexibilidad de horarios de asistencia, reorganizar los espacios de trabajo para hacerlos más atractivos y adecuados a estas nuevas formas de trabajo, organizar eventos, incluir amenities que hagan que los equipos tengan ganas de verse.

Estas tendencias siguen evolucionando, cada compañía establece las suyas propias, desde la vuelta a lo tradicional, al híbrido entre teletrabajo y presencial, pasando por barbacoas los viernes o torneos de paddle.

Tienen trabajo los CEOS y directores de RRHH para que los equipos de trabajo vuelvan a tener sentimiento de “empresa” y quieran volver a la oficina. Tienen trabajo los propietarios de los edificios o Facility managers de las compañías para que el workplace de sus inmuebles se adecue a estas nuevas tendencias y que las oficinas sean más atractivas, cómodas y flexibles, y en ellas “pasen cosas” para que los equipos quieran regresar.

Y tenemos trabajo los consultores inmobiliarios, para estudiar cada caso en cada compañía y poder ofrecerles una solución adaptada a sus necesidades.

Esto ha venido para quedarse…y evoluciona muy rápido.

No hay comentarios

¿Alquilar una oficina o instalarse en un espacio coworking?

Alquilar una oficina o instalarse en un espacio coworking
Ya se trate de una empresa consolidada o una startup, todos necesitan un espacio para trabajar. A la hora de decantarse por una oficina propia o un espacio coworking, no sólo se tiene en cuenta el tamaño de la empresa, sino que entran en juego otra serie de elementos como la forma de trabajar, la imagen, los costes, etc.
Seguir leyendo “¿Alquilar una oficina o instalarse en un espacio coworking?” »